Disfrutar de un embarazo con vitalidad

Sábado, 02 de Julio de 2016

Para las primerizas e inexpertas y las aguerridas que ya saben un poco más porque ya que tienen hijos, aquí va un consejo sobre el embarazo: es trascendental saber regocijarse plenamente de esta preciosa fase vital.  Sólo hay que tener muy en cuenta que no todas en la gestación o embarazo sentimos, vivimos y padecemos de igual manera. 

Tu doctor seguro que te lo dirá cada vez que vas a un chequeo: tienes que comer muy saludable y no dejar de tener cierta vitalidad, en la medida en que te sea posible. Recuerda que hay que integrar a tus comidas la mayor cuota de vitaminas. Razona y ten percepción de todo lo que suministres a tu cuerpo, sé muy cuidadosa y diligente porque también es para el bebé. Medita en que tú también saldrás beneficiada ya que ganarás un peso considerable en esta etapa.


Evita cualquier consumo de alcohol, cigarrillos y comida basura o muy azucarada. Aunque el cuerpo parece que te lo pida, procura solventarlo tus antojos con fruta, ensaladas o alimentos saludables pero muy especiados que te ayuden a saciarte sin cometer excesos, ya que todo lo que permitas que entre a tu cuerpo se lo transmites a él y esto damnifica su evolución y puede causar daños y complicaciones si el embarazo está muy avanzado. 

Caminar y mantener una actitud vital y activa, es de gran ayuda. Si estás interesada en un parto muy natural, el desplazarte andando es la mejor forma de ejercitarte. Si estás un poco más animada y tu médico te lo permite, practicar natación puede ser magnífico, ya que la levedad de tu cuerpo ahora más pesado por las últimas hermosas semanas del embarazo puede ser muy placentero y vivificante. 

Sé prudente con el habitual consejo de ingerir hierro ya que puede influirte de forma negativa. Consulta a tu médico, aunque te adelanto que tomar mucha agua siempre te va a ayudar a tener una digestión favorable y absorber el hierro que necesitas de alimentos naturales. 

Considera el no usar vestimenta apretada o ceñida, puedes estar hermosa sin andar incómoda. Usa prendas de algodón que es etéreo y suave. El calzado en el embarazo también hay que cuidarlo ya que se inflaman o hinchan un poco los pies, usa zapatos cómodos que te permitan moverte sin ningún agobio e incluso que sean versátiles tanto para estar en casa como para salir. 

Descansar es fundamental sobre todo por las náuseas y malestares que puedes tener por el gran peso de tu barriga que te pueden causar molestias en espalda, piernas, caderas… relájate con baños tibios, masajes (que evitarán la aparición de estrías), visita algún spa y disfruta.

Y recuerda… mamá vital, bebé feliz.

Google+ Linkedin Whatsapp Pinterest