Comer bien en la oficina

Domingo, 21 de Agosto de 2016

Quiénes desempeñan una ocupación a jornada completa tienden a subir de peso debido a los malos hábitos alimenticios y el exceso de sedentarismo. Es lo habitual ya que el tiempo de comida cuando se está trabajando es un tiempo de relajación y se tiende a comer mal, a tomarlo como una especie de recompensa o de recopilación de fuerzas, siendo muy complicado establecer un modelo, rutina o hábito saludable para comer.


Por eso vamos a enumerar una serie de consejos para conseguir tener una buena alimentación en los días laborables, de modo que puedas evitar aumento de peso o complicaciones de la salud como la subida del colesterol.

  • Programa con mucha antelación un menú con diferentes opciones para cada día, esto te hará la vida más fácil y no tendrás que improvisar tanto, lo que provoca acudir en ocasiones a comida basura. Busca para ello recetas sencillas pero nutritivas.
  • Busca un envase donde puedas llevar tu refrigerio así no comerás en la calle en la hora del almuerzo. Además de evitar unos kilos de más, ahorrarás dinero.
  • No prepares las verduras con 2 días de antelación para ahorrar tiempo, eso hará que sus nutrientes se pierdan.
  • Evita los antojos y el picoteo de entre horas, es muy perjudicial. Si te quejas de que engordas en el trabajo probablemente éste es uno de los principales motivos. Así que evítalo o sustituye el chocolate por una fruta.
  • Si tu día se obstaculiza y no puedes preparar tu almuerzo con antelación, una opción ágil y saludable es el atún. Existen muchas presentaciones y maneras de tomarlo, si quieres una que suele ser saciante, selecciona alguna ensalada con atún con unas rebanadas de pan integral.
  • En tu menú preparado, ten preferencia por la comidas al vapor así evitas la frituras que tienen gran cantidad de grasas saturadas.
  • Una estimable y nutritiva fruta es el aguacate que aporta una cuantía de nutrientes y además la puedes comer tanto en ensaladas dulces como saladas, según te apetezca.
  • Si te ataca la ansiedad o una hambruna a media mañana o tarde, son de mucho ayuda las barras de cereales, que además te aportan nutrientes.
  • Y en todo momento, evita las bebidas azucaradas o sustitúyelas por té.

¿Y tú, tienes algún consejo o truco para evitar comer de modo poco sano en la oficina?

Google+ Linkedin Whatsapp Pinterest